Power Bank – El día que gané el concurso Crash Cómic.

Un cómic muy bonito sobre bancos y vagabundos.

Hace un par de semanas estaba aburrido en mi casa cuando se me ocurrió buscar concursos de cómic en internet con la esperanza de poder mandar algo de lo que ya tenía hecho. Me topé con la convocatoria del concurso Crash Cómic, que precisamente le quedaban dos días para cerrar la admisión de cómics y el concurso encajaba con uno que había dibujado en verano. Y por si esto no fuera bastante, el resultado iba a salir apenas dos días más tarde. «Genial» – pensé – «así no tengo que esperar angustiado durante meses, como en otros concursos, para saber que no he ganado. Concursar en el Crash Cómic va a ser rápido e indoloro. Para el día de navidad ya se me habrá pasado el trauma». Y además el premio no estaba mal; la relación premio/esfuerzo era buena. ¡Todo eran ventajas!

El día 21 de diciembre se suponía que el jurado comunicaría su veredicto. Ese mismo día por la noche me llega un correo: gracias por participar bla bla bla y yo pensando, ya está, no ha habido suerte. Sigo leyendo desmotivado por no haber ganado y al final del mail está la lista de ganadores. Premio tal, premio cual, tercer premio, segundo premio y por fin, la última línea del mail era la del primer premio. Power Bank. «Joder, se llama como el mío». Iván de Francisco. «Joder, se llama como yo.»

Nunca antes había ganado un concurso de nada en mi vida y eso pesa hasta tal punto que cuando ganas no te lo crees. Sé lo que es ganar. He ganado en competiciones deportivas y eso. Pero ganar usando el cerebro nunca. En el colegio me presentaba (obligado por mis profesores, todo hay que decirlo) a los típicos concursos de relatos y cuentos. Jamás estuve ni siquiera cerca de ganar. Mis cuentos iban sobre enanos que vivían en bosques y se movían de un lugar a otro a lomos de flamantes coches de scalextric. En otro contaba las emocionantísimas aventuras de una goma Milán. Lo máximo que conseguí una vez fue hacer llorar de la risa a mi profe de literatura con un poema que escribí sobre el tocino. En cierto modo entendía mi fracaso concursil. Las mentes de los profesores no estaban preparadas para mis absurdeces. Y puede que además estuvieran escritos como el culo. Puede.

Me tiré bastante rato mirando el mail (y pensando en los cuentos chorras que escribía de niño), releyéndolo una y otra vez para asegurarme de que era mi nombre el que ponía ahí. Luego iba a leerme las bases del concurso para comprobar cuál era el premio que acababa de ganar. Después a leer el mail otra vez. Y así estuve un buen rato metido en ese bucle sin saber muy bien qué hacer. Finalmente hice lo que haría cualquier persona cabal, seria y responsable. Lo pregoné en facebook y twitter.

Dos días después la noticia salió publicada en el Diario de Álava y ahí ya sí me lo empecé a creer un poco más. Y como me he flipado con el tema y creo que todo el monte es orégano (ahora estoy en la fase de optimismo indestructible), he decidido presentarme a todos los concursos que pueda porque los gano fijo. ¡Y que nadie me diga lo contrario hasta que no cambie de fase!

8 comentarios en “Power Bank – El día que gané el concurso Crash Cómic.”

  1. ¡Ey! ¡¡Cómo me alegro!! No me había enterado que habías ganado un concurso, ¡Qué guay! 😉
    Me he descojonado con el poema al tocino, ¡¡ese lo quiero leer yo!! jajajaja
    ¡¡Enhorabuena!! 😀
    Besotesss

    1. El poema al tocino se perdió. En realidad se lo llevo la profesora de literatura para hacer no se qué con él. En aquella época pensaba que sería para enseñárselo a algún crítico de poesía o algo así. Ahora pienso que se lo llevó a la cafetería del colegio para descojonarse leyéndolo con los demás profesores en plan «mirad, tengo un alumno medio bobo!» Yo es lo que hubiera hecho! 😉

  2. Me gusta mucho, no se cuales eran los demás, pero el tuyo está muy bien y gracioso!
    Lo vas a ganar todo, ya verás como lo petas!!
    ffffffffuckyeah!

    1. Yo tampoco sé cómo son los demás porque en el artículo del periódico los ponen tan pequeños que ni se pueden leer. Lo voy a petar con el cómic del sudor, ya verás!! 😀

  3. Eres un crack y estás en fase de crackearlo todo! Yo de ti seguía concursando y participando en todo lo que puedas, porque tienes talenteeeeeeeeer!!
    Abrazo!

  4. Pero tío! Vaya dos sorpresas! Primero que no sabía que tuvieses un blog. Anda que lo cuentas….Y segundo ENHORABUENA! Vaya subidón, ¿eh? Qué bueno…Este es el primer paso para diseñador gráfico, ya sabes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *